martes, 27 de septiembre de 2016

CHARLES MINGUS: AH UM



Charles Mingus está en el punto de mira de Radio Jazznoend. Su música compleja, osada y comprometida, siempre nos ha fascinado. Y tal vez las portentosas cualidades de Mingus como compositor y arreglista, encontraron su máxima expresión en el álbum Ah Um, Un sorprendente collage musical, un viaje cargado de swing que nos lleva desde los mismísimos albores de esta música que llamamos jazz, hasta un futuro que, aún hoy en día, ningún otro músico ha alcanzado. De toda esta música y mucho más, podréis disfrutar en nuestro próximo programa, pero, para ir haciendo boca, recuperamos hoy la reseña que de este seminal registro, escribió hace años nuestro buen amigo Coltrane...

________________________________________


Un muy buen año para Charles Mingus y para todos sus seguidores. En 1959 grabó otras dos obras maestras como "Blues And Roots" (para Atlantic) y "Mingus Dinasty", también para Columbia.  En este disco, generalmente considerado como su obra mas equilibrada y perfecta, Mingus utiliza como instrumento para la exposición de sus teorías musicales un plantel excepcional de músicos, todos ellos fieles seguidores de su particular religión.

Lo primero que el aficionado nota en esta y otras grabaciones clásicas del Mingus de los 50 es el férreo y probablemente dictatorial control del Mingus lider sobre el discurso musical de los miembros del grupo. Ello era necesario porque en el genio creador de Mingus ya convivían plenamente dos conceptos contrapuestos (libertad y control) que proporcionaban a su música ese aliento puramente jazzístico pero de una perfección formal inmaculada y cristalina. Por este método Mingus extrae lo mejor de los músicos de la sesión. Nunca Horace Parlan ha tocado tan bien, tan en su sitio, dotando a los distintos temas de una base armónica tan sutil como efectiva. Tanto Booker Ervin ( Goodbye Pork Pie Hat) como John Handy ( Open Letter to Duke) proporcionan los mejores solos de su competente historial en los espacios que los arreglos de Mingus dejan a la necesaria improvisación de los instrumentos solistas. Por su parte, Shafi Hadi evoca eficazmente a Parker en Bird Calls, y los trombonistas Dennis y Knepper ejercen una función eminentemente contrapuntística pero sin perder protagonismo como lo demuestran en Jelly Roll, proporcionando esas referencias al jazz antiguo tan necesarias en un homenaje al pianista de ragtime J.R. Morton.
Hablando de homenajes, en este disco todo lo es. Aparte del mencionado Morton, tenemos a Ellington y Johnny Hodges en Open Letter to Duke, Parker y el be-bop en Bird Calls, Lester Young en Goodbye Pork Pie Hat y, por que no, Mingus en Self Portrait in Three Colors. También homenaje pero paródico y corrosivo en Fables Of Faubus, dedicado con afecto a Orval Faubus, gobernador racista de Arkansas. No conocemos testimonios gráficos de tan singular personaje, pero el tema de Mingus tiene una fuerza descriptiva portentosa, retratando a un ser profundamente repugnante y ridículo.


Por último resaltemos dos hechos más: la presencia de un batería excelso como Dannie Richmond, el mas fiel de los Mingusianos. Y la atonalidad, un factor de decisiva importancia en posteriores obras de Mingus cuya casi total ausencia en esta grabación la configura como una de las obras más accesibles del maestro.

Un inmejorable lugar por donde empezar a amar su inmortal música.

___________________________________________


Personal: Charles Mingus (contrabajo), Booker Ervin, John Handy, Shafi Hadi (saxos), Willie Dennis, Jimmy Knepper (trombones), Horace Parlan (piano), Dannie Richmond (batería)

Temas: Better Git Hit in your Soul - Goodbye Pork Pie Hat - Boogie Stop Shuffle - Self Portrait in Three Colors - Open Letter to Duke - Bird Calls - Fables of Faubus - Pussy Cat Dues - Jelly Roll.

Grabado en Nueva York,  5-5-1959 al 12-5-1959
COLUMBIA JAZZ

lunes, 12 de septiembre de 2016

DOUG RANEY - CUTTIN' LOOSE


En Jazz No End, recordamos al guitarrista Doug Raney, que nos dejó hace algunos meses. Uno de esos héroes anónimos, que, sin glorias ni trofeos, atravesaron las largas noches de la gran era jazzística, dejando en el camino un reguero de música tan extraordinaria que, de alguna manera, cambio nuestras propias vidas. Drogadicto, fumador, alcohólico, tales son las vidas de nuestros héroes, de nuestros eternos compañeros de viaje... Y nada mejor para evocar la figura de este gran artista que recuperar la reseña que hace algunos años dedicábamos a un álbum verdaderamente excepcional,  Cuttin' Loose... 

__________________________________________________

Que Doug Raney sea  hijo  de Jimmy Raney,  - el rey de la guitarra cool -  no es, en principio, un acontecimiento extraordinario, pues siendo su padre un maestro de la guitarra eléctrica, su hijo bien podría haber demostrado su maestría en cualquier otro campo de la actividad humana. Sin embargo Doug ha heredado una gran parte de las cualidades de su progenitor: una sonoridad limpia y fría, una notable técnica sabiamente administrada, sin ningún tipo de tentación atlética y, por encima de todo ello, elegancia y buen gusto. Así, de su Gibson - la guitarra del Jazz por excelencia - surge un feeling sofisticado, a caballo entre el cool y el hard bop,  que nos aproxima verdaderamente a la esencia de lo que es la guitarra en el Jazz moderno. Pero para conocer  a Jimmy Raney, nada mejor que escuchar los discos de Jimmy Raney. Por ello es importante decir que su hijo Doug, posee un personalidad propia, un sonido y sobre todo un fraseo que lo distinguen claramente de su padre, lo que se pone de relieve en los magníficos álbumes que ambos han grabado a dúo, y que lejos de ser una batalla o un tour de force, son una lección de humildad, sencillez y sabiduría musical.  

Doug Raney recorre en este álbum de SteepleChase un repertorio compuesto de standards como How Deep Is The Ocean o You Don´t Know What Love Is, o  el cásico bopper Four y dos originales de Horace Parlan,  Arrival y Frankly Speaking, brillando con especial intensidad en el tema Lean Years, un himno para los tiempos difíciles, del que es autor otro maldito de la historia del jazz, tal vez nuestro guitarrista favorito, Pat Martino

Acompañan a Raney el pianista Horace Parlan que a partir de sus limitaciones físicas ha construido un estilo brillante y peculiar. Al saxo y flauta su inseparable compañero, Bert Rosengren, a la batería el eficiente Billy Hart y al bajo, el incombustible NHOP. Y como aliño de este sabroso guiso, el inconfundible ambiente de los registros de SteepleChase, que nos transmiten la añorada sensación de algo improvisado, espontáneo, lleno de frescura y sinceridad.  

_____________________________________________________

Personal: Doug Raney (guitarra) - Bert rosengren (saxo tenor y flauta) - Horace Parlan (piano) - Niels-Henning Orsted Pedersen (bajo) - Billy Hart (batería).

Temas: Lean Years - How deep is the ocean - Arrival - If you could see me now - Frankly speaking - You don´t know what love is - Four

Grabado el 17 de Agosto de 1.978
SteepleChase records